2 cenas ligeras y muy fáciles

Hoy para cenar tenemos dos platos que ni me atrevo a llamar recetas, de lo sencillas que son de preparar. Saludables, ligeras y nutritivas. Para esas noches en las que se tienen pocas ganas de cacharrear en la cocina.

Hummus de altramuces

Hummus de altramuces

El hummus es uno de los platos orientales que cada vez se está introduciendo con más fuerza en nuestras casas españolas. Y es tan mediterráneo como la paella valenciana, solo que de la otra punta del Mediterráneo. En este caso, propongo la variante de hacer el hummus con altramuces pelados, en lugar de con garbanzos. El resto de ingredientes son un diente de ajo pequeño, perejil (o cilantro), una cucharada de salsa tahin (yo no tenía en esta ocasión; es fácil encontrarla en cualquier comercio regentado por magrebíes; y si no, no es imprescindible), sal y aceite de oliva. Se bate todo con la batidora y si hace falta se aligera con agua. Yo he comprobado que el grado de firmeza del hummus varía de un país a otro: el hummus turco es más cremoso que el libanés, pero no tanto como el griego. En cualquier caso, una delicia muy saludable que une las legumbres con las verduras y el aceite de oliva.

Tortilla-crepe con salmón ahumado

Tortilla-Crepe con salmónLa elaboración de este plato es tan sencilla como hacer una tortilla a la francesa, pero sin enrollarla; es decir, que vertemos todo el huevo batido en la sartén y removemos letamente esta para que el huevo ocupe todo el fondo. Cuando consideremos que está hecha, le damos la vuelta con cuidado, como si de un crepe se tratara. Una vez hecha, le ponemos en la mitad unas lonchas de salmón ahumado y los complementos que nos apetezcan; el día de la fotografía le añadí unos espárragos de lata, pero también está deliciosa con unas tajadas de queso fresco, aceite de oliva y un poquito de sal y pimienta.

Anuncios

Colores para regalarle al paladar

Hoy he comenzado con el menú de la semana número 12 con mucho colorido. Anoche preparé la moussaka, pero sin berenjena, porque me he dado cuenta de que por mucho que lo intente la berenjena no me gusta. Así que decidí hacerla con calabacín; pero, ¡oh sorpresa!, no quedaban calabacines en el frigorífico. Así que tuve que improvisar con los ingredientes que fui encontrando y lo que salió fue lo que se ve en la fotografía.

Falsa moussaka violeta

MOUSSAKA PÚRPURA (1 persona)

  • 1/2 calabacín mediano cortado en finas tiras y precodido al microondas
  • 200 grs de carne picada1 cebolla picada (utilicé una cebolla roja)
  • 1 diente de ajo
  • 1 patata mediana (utilicé 3 patatas violeta pequeñas)
  • 4 o 5 ramilletes de coliflor cocida en el microondas (en sustitución del calabacín, que no había)
  • 3 cucharadas de leche (para el puré de patata)
  • 1 puñado de queso para fundir
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

La preparación de la moussaka es sencilla. Se trata de tener listo un sofrito de cebolla, ajo y carne (se puede cocinar tipo ragú, con vino tinto y salsa de tomate) y alternar capas de calabacín/berenjena, patata, sofrito y terminar con calabacín/berenjena. Al final, se cubre con queso y se gratina. Yo lo derretí en el microondas, por no encender el horno y porque la moussaka la monté directamente en el tupper que me llevo al trabajo.

Esta receta me ha hecho pensar en la posibilidad de programar un menú semanal basado en una carta de colores. Cada día de la semana tendría el predominio de una gama de colores.

Rueda de colores

Ya he leído en varios lugares, buscando información sobre esto de las comidas por colores, que conviene combinar los 5 colores en las comidas diarias, por aquello de que cada color tiene un predominio de un nutriente. Sin embargo, y siendo esto correcto, debo recordar que el equilibrio absoluto en cada una de las comidas es un ideal, y que el equilibrio debe buscarse en el conjunto de nuestra alimentación, como dicen Fuster, Adrià y Corbella (2011, pág 194), no en cada una de nuestras comida.

Creo que esto de diseñar «Una semana de colores» puede ser una idea. ¿Alguien quiere colaborar en ella?

Rollo de salmón con caperuza

Para comer hoy he preparado algo sencillo y muy rico. Además, con un bajísimo aporte calórico (tan solo 107 calorías por porción).

Rollo de Salmón con capucha

INGREDIENTES:

  • Salmón ahumado
  • Queso de untar ligero
  • Pimiento del piquillo
  • Sal, pimienta y eneldo.

Mezclar en un cacharro al menos una cucharada colmada de queso para untar con la sal, la pimienta y el eneldo. Una cucharada colmada por cada rollo que vayamos a preparar.

Poner la cucharada de queso en el centro de una loncha de salmón y enrollarlo.

Colocar en cada extremo del rollo (o solo en uno de ellos) un pimiento del piquillo.

Además de esto, y según el menú semanal, he preparado champiñones en el microondas: 1 diente de ajo picado y 2 minutos a 600 W con 2 cucharadas de aceite de oliva; 1 cebolla picada y 6 minutos a 600 W en dos tandas; los champiñones lavados, secados con papel de cocina y cortados, se mezclan con el ajo y la cebolla; yo suelo mezclar también una rama de romero fresco (solo las hojas). Todo lo cuezo en 4 ó 5 tandas de 5 minutos a 700 w.

A %d blogueros les gusta esto: