El fin del mundo

Buda verdeHoy, día 21 de diciembre de 2012, final del cuadragésimo bajtún, culmen del ciclo milenario, bla bla bla… ¡no ha pasado nada! ¡Vaya cosa rara, eh!

Casi  me da vergüenza tener que decir en voz alta todavía que las profecías no se cumplen, que los milagros no existen, que las premoniciones no son más que ensueños… que uno no pierde peso si las cosas no las hace bien.

Lo digo porque me he pesado, y sí, he ganado peso. ¡Vaya! Hago ejercicio, cuido lo que como y no solo no pierdo peso sino que encima gano 1 kilo.

¿No sirven los consejos que recopilo y comparto por aquí? ¿Mi cuerpo funciona mal? En absoluto; todo está bien, y las ideas y consejos que estoy volcando en este blog siguen siendo válidas. El que no es válido soy yo, que no las estoy cumpliendo a rajatabla. Y como decía antes, los milagros no son reales.

Solo con proponerme perder peso y tener ideas claras sobre cómo hacerlo no lo voy a conseguir si no me pongo a ello con decisión, con rigor y disciplina. Pasándolo mal, porque este camino no es bonito ni sencillo. Pero la recompensa llegará algún día, y esto no se trata de ningún vaticinio.

Así que la próxima vez que leáis que me quejo de que no pierdo peso, tenéis permiso para darme una hos… una colleja.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: