La mejor manera de sudar… y una receta

Esta semana he tenido poquísimo tiempo para mí y para “mis asuntos” porque el trabajo tiene copadas casi todas mis horas. Dada la situación por la que pasa ahora nuestro país, debo admitir que soy más que afortunado. Y no me quejo, sino que pido disculpas por no poder aportar entradas a este blog con la frecuencia y la profundidad que me gustaría.

Solo dos veces esta semana he podido rascar un poco de tiempo para calzarme las zapatillas e ir a hacer mi caminarrera (caminata+carrera) por los senderos oscuros del antiguo hipódromo; y me reafirmo en mi convencimiento de que es la mejor manera que yo tengo de sudar, la más satisfactoria para mí.

Antiguo hipódromo

Y aquí presento una receta que estaba programada en el Menú semanal y que todavía no había tenido la oportunidad de publicar:

“Lasagna” de surimi y quark

  • 6 palitos de surimi
  • Queso queark o queso tipo Philadelphia ligero
  • Sal, pimienta y aceite (acalórico)

Los palitos de surimi, también llamados “carne de cangrejo” son láminas de surimi o sucedáneo de pescado enrolladas. Para preparar la lasagna no tenemos más que desenrollarlas e ir alternando capas de surimi con queso cremoso (quark o Philadelphia). Al final, adornarla con una pizca de sal y pimienta y verter un par de cucharadas de aceite, que puede ser acalórico, para darle mayor palatabilidad al conjunto.

Lasagna de surimi

Anuncios

Desayuno de categoría

Temperatura domingo

Esta mañana de domingo hace frío. O al  menos eso dicen los termómetros, porque yo aún no he asomado la nariz fuera de casa y aquí dentro está la estufa encendida desde que he emergido de debajo del nórdico. Y este domingo –y por otro lado todos los domingos hasta que pase Reyes– estoy solo en casa porque mi chico no libra los fines de semana, que tiene que vender mucho.

 Hago un paréntesis para reflexionar sobre un famoso anuncio de una compañía de seguridad y alarmas. Sale mi admirado Juan Ramón Lucas afirmando «El último lugar donde te gustaría estar solo es en tu propia casa». ¿Ah, sí? Pues a mí es precisamente donde más me gusta estar cuando estoy solo. Cierro el paréntesis.

Sin embargo, me asomo a la ventana y veo que hay un sol espléndido. Así que todas mis hormonas, enzimas, proteínas y demás químicas del cuerpo se me activan. Dentro de un momento me calzaré las zapatillas deportivas y me pondré mi chándal. El aspecto que me da es como de dominguero abotargado, pero es el comienzo. No había declarado antes que por fin me puse en marcha y me hago mis varias sesiones semanales de caminata intensa; unos 45 minutos cada vez, a buen ritmo; y algunas de esas veces voy a compañero de mi perrita Berta.

Sol de domingo frío

Pero antes he tomado mi desayuno saludable, comme il faut. Según Cristina Galiano y otros autores, el desayuno ideal se compone de:

  1. Un lácteo. Se puede combinar con café, que contra lo que se cree, no aporta calorías
  2. Una fruta cruda. No en zumo, porque es importante que conserve su fibra. Sin embargo, si no se tiene costumbre o tiempo de desayunar bien, un zumo de naranja puede servir para abrir el apetito y tomar el resto más tarde
  3. Un hidrato de carbono de absorción lenta como pan o cereales
  4. Una cucharada de aceite de oliva, mejor que mantequilla
  5. Alguna proteína: jamón serrano sin la grasa, queso o huevo

Desayuno

En cuanto suba este post recogeré el fregadero. Tenderé una lavadora que acaba de terminar y me pondré en marcha. A la calle.

Me gustan los domingos. Mejor dicho, me gustan las mañanas de domingo.

Rollo de salmón con caperuza

Para comer hoy he preparado algo sencillo y muy rico. Además, con un bajísimo aporte calórico (tan solo 107 calorías por porción).

Rollo de Salmón con capucha

INGREDIENTES:

  • Salmón ahumado
  • Queso de untar ligero
  • Pimiento del piquillo
  • Sal, pimienta y eneldo.

Mezclar en un cacharro al menos una cucharada colmada de queso para untar con la sal, la pimienta y el eneldo. Una cucharada colmada por cada rollo que vayamos a preparar.

Poner la cucharada de queso en el centro de una loncha de salmón y enrollarlo.

Colocar en cada extremo del rollo (o solo en uno de ellos) un pimiento del piquillo.

Además de esto, y según el menú semanal, he preparado champiñones en el microondas: 1 diente de ajo picado y 2 minutos a 600 W con 2 cucharadas de aceite de oliva; 1 cebolla picada y 6 minutos a 600 W en dos tandas; los champiñones lavados, secados con papel de cocina y cortados, se mezclan con el ajo y la cebolla; yo suelo mezclar también una rama de romero fresco (solo las hojas). Todo lo cuezo en 4 ó 5 tandas de 5 minutos a 700 w.

A %d blogueros les gusta esto: