Menú semanal: semana 11

SEMANA 11

LUNES Pasta de calabaza (56 Kcal)
Pechuga de pollo a la plancha (142 Kcal)
Pimiento asado (45 Kcal)
Langostinos cocidos (240 Kcal)
MARTES Judías cocidas con tomate (80 Kcal)
Rollo de carne relleno (311 Kcal)
Alcachofa asada (180 Kcal)
Palos de surimi con pesto (200 Kcal)
MIÉRCOLES  Fideos de calabacín (76 Kcal)
Salchichas de pollo al vino (2=104 Kcal)
 Coliflor hervida (40 Kcal)
Tortilla de mejillones (207 Kcal)
JUEVES Cuscús de quinoa con garbanzos (320 Kcal)
Hígado de pollo guisado (175 Kcal)
 Crema de calabacín (100 Kcal)
Sándwich de atún y cebolla (257 Kcal)
VIERNES Ensalada de colores (20 Kcal)
Hamburguesa a la plancha (231 Kcal)
 Verduras a la plancha (120 Kcal)
Lomo fresco a la plancha (180 Kcal)

*Las calorías son aproximadas, en base a una cantidad estimada.

Menú semanal: semana 9

SEMANA 9

LUNES Ensalada de tomate (30 Kcal)
Palitos de surimi con pesto (200 Kcal)
Crema de calabacín (168 Kcal)
Tortilla de 1 huevo con atún (220 Kcal)
MARTES Pollo al curry con arroz y verdura (450 Kcal) Ensalada verde con naranja (230 Kcal)
Merluza al limón (2 filetes -170 Kcal)
MIÉRCOLES Alcachofas con jamón (270 Kcal)
2 salchichas de pollo/pavo (250 Kcal)
2 tostadas integrales con jamón (275 Kcal)
Yogures desnatados con frutas (180 Kcal)
JUEVES Caldo y sopa de verduras
Fiambre de pechuga de pavo (75 Kcal)
Caldo y sopa de verduras
Huevo duro (105 Kcal)
VIERNES Garbanzos con acelgas (155 Kcal)
Palitos de surimi (70 Kcal)
Mejillones al vapor (20 un.=100 Kcal)
Ensalada de zanahoria y queso fresco (252 Kcal)

*Las calorías son aproximadas, en base a una cantidad estimada.

Mejillones al vapor

CONVERSACIÓN AL CALOR DEL HOGAR

-¿Te gustan?

-Uhm, sí. Estás ricos estos mejillones.

-Sí que es verdad, sí.

-¿Qué llevan?

-¿Los mejillones? Pues llevan… mejillones.

-No me digas -responde con una sonrisa irónica-. ¿Pero qué más llevan? ¿Laurel, pimienta…? Están riquísimos.

-Llevan mejillones. Ya está. Ni laurel, ni pimienta, ni agua. Si quieres les echamos ahora unas gotitas de limón, por aquello de recordar cómo sabían los que tomábamos hasta ahora.

-Vale, sí. Un poco de limón.

-Por cierto, ¿qué hacemos con este medio litro de jugo de mejillones que han soltado ellos mismos? ¿Lo guardo o qué?

-No sé, ya lo veremos. Come, que no te dejo ni uno. ¡Qué ricos!

Este diálogo no tan imaginario se desarrolló anoche mientras mi chico y yo cenábamos mejillones al vapor. Lo especial del caso es que esta vez, siguiendo mi nuevo “apostolado” en favor de la cocina rápida y sana, los preparé en el microondas, siguiendo las indicaciones que da Cristina Galiano en esta entrada de su libro-blog. Y debo decir que tiene toda la razón: están increíblemente deliciosos. Saben riquísimos y quedan en su punto.

Además, aunque la cena de mejillones ya la había programado el domingo, ayer me encontré con la sopresa de que en el supermercado los tenían a 0’90 € la bolsa de kilo; y en la bolsa ponía que venían de O Grove, ¿garantía de calidad? Así que entre eso y la coliflor con bechamel la cena nos costó unos 4 euros. La coliflor la cocí en la olla rápida en tan solo 5 minutos, y sin gota de agua goteando y con poquísimo olor en la cocina.

Lo único largo de hacer para preparar toda la cena fue quitarles las barbas a los mejillones. Lo de rascar las conchas hace tiempo que no lo hago; ni que fuéramos a cenar en el Ritz.

A %d blogueros les gusta esto: