De cumpleaños

3348987870_2ea8136ccf_zAnoche estuvimos en una fiesta de cumpleaños así que por supuesto fue imposible cenar de manera adecuada a mi plan de pérdida de peso. Sin embargo, como ya he dicho en alguna ocasión, este proyecto es a largo plazo, así que no se trata de que cada una de las comidas sean saludables, sino de mantener un equilibrio en las comidas diarias o incluso a lo largo de la semana.

En la cena había un paté delicioso, que me serví sobre rebanadas de pan integral con cereales (además de que pensé que era el más adecuado, es que es un pan que me chifla). Había también ensaladilla rusa, patatas fritas industriales (quizá lo menos saludable de toda la cena, pero qué buenas estaban) y algunos cuencos con lo que yo llamo «gorrineos»: cascaruja, cortezas de maíz, gusanitos… Para beber tuve la precaución de no probar los refrescos. Y como no había agua, salvo que fuera a por ella a la cocina (que ya estamos con excusas), pasé toda la noche con unos sorbos de vermout y de gin-tonic; y digo sorbos porque no me serví ninguna bebida para mí, sino que fui bebiendo de la copa de mi chico.

Sin embargo, lo mejor de todo el cumpleaños fue algo que no engorda, la compañía de amigos a los que con más frecuencia ya solo veo de año en año. Y esa dieta es de las mejores que existen.

A %d blogueros les gusta esto: