Mi fabulosa receta de guacamole

Anoche me tocó cenar, según mi menú semanal, guacamole con langostinos (o viceversa). Esta combinació nunca la había probado hasta las pasadas Navidades, cuando lo preparó un tío mío para la cena de Nochebuena. Y me gustó, la verdad. Me gustó mucho. Encima ahora he investigado un poco y he descubierto que 4 cucharadas colmadas de guacamole casero tienen unas 120 Kcal.

Guacamole y langostinos

  • 2 aguacates
  • 1/4 de pimiento verde
  • 1 tomate rojo pelado
  • 1 cebolleta
  • Zumo de 1/2 limón
  • Sal

Para hacer el guacamole cortamos los aguacates por la mitad, retiramos el hueso clavándole un cuchillo y girando, luego vaciamos la pulpa con una cuchara. En un cuenco, machacamos la carne de los aguacates con un tenedor y le mezclamos las verduras muy finamente picadas. Añadimos sal y zumo de limón o de lima. Lo que no comamos en el momento se conserva bien, si le hemos añadido zumo de limón o lima, en el frigorífico bien cubierto con film de cocina en contacto con el guacamole, de modo que no quede ninguna cámara de aire que haría que se oxidara y se pusiera de color parduzco.

El aguacate es una de las frutas con mayor valor calórico, lo que tradicionalmente la ha convertido en el “coco” de las dietas de adelgazamiento. Sin embargo, sus calorías no son tantas y sus beneficios nutricionales son enormes. Es de esos casos en que lo bueno compensa a lo malo; sobre todo si no lo consumimos con excesiva frecuencia durante una época de restricción de calorías.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: