Enlace: La mejor dieta para NO estar sano

Creo que en alguna ocasión anterior he dicho que casi todos los días como en el trabajo. Esto lo vengo haciendo desde hace ya unos cuantos años. Al principio se iba a tratars de algo temporal, del verano nada más; pero poco a poco lo temporal se convirtió en frecuente y finalmente en lo cotidiano.

Almuerzo de tortilla

Así que un buen día me planteé que no podía seguir comiendo a base de bocadillos, de platos preparados del bar o incluso de empanadillas, napolitanas y diversos bollos salados de la panadería, si no quería ponerme enfermo.

Ahora acabo de confirmar que aquello que yo intuía no iba nada desencaminado. Los científicos han dado forma racional a lo que la sabiduría popular y el sentido común ya sabían. Puede leerse al respecto en este enlace: La peor dieta del mundo.

Lo malo es que no sé si el cambio lo puse en marcha demasiado tarde, visto el nivel al que ha llegado mi problema de obesidad.

Anuncios

Acerca de Óscar Navarro
Nacido en Alicante en 1971. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Alicante. Me dedico profesionalmente a la enseñanza de español a extranjeros. Aún sigo siendo casi inédito.

2 Responses to Enlace: La mejor dieta para NO estar sano

  1. carmen says:

    hola buenos dias, quizas te importune mi atrevimiento al escribirte estas lineas, la verdad no suelo escribir en ningun post, lo cierto es que he llegado hasta el tuyo porque su titulo es muy atractivo para mi,todos creo tenemos un viaje a Itaca, bueno resumiendo la opinion es libre asi que tu disculpame si la mia no te gusta. mi experiencia personal me ha llevado a la conclusion que nuestro aspecto fisico tiene mucho que ver con nuestro mundo interior, para mi ha sido fascinante el cambio externo que se ha producido en mi despues de iniciar un trabajo personal conmigo misma a nivel de crecimiento personal, poner en orden mis emociones, descubrir poco a poco mis necesidades ocultas tras ese telon de muchos años recibiendo influencias de afuera, empezar a identificar claramente lo que me conviene y no me conviene estan siendo las herramientas imprescindibles en mi vida para conseguir lo que deseo, espero que mi pequeña aportacion sea cuando menos bien recibida y te animo a que sigas buscando tus herramientas,Salud.

    • okkar says:

      Hola Carmen.
      Tu aportación es gratísimamente bienvenida y te estoy muy agradecido por ella. En absoluto me importuna, al contrario.
      Siento que mi opinión solo concuerde parcialmente con la tuya, pero mi experiencia me lleva por algún derrotero diferente. En mi caso, he pasado por diversas corrientes de trabajo interior y exterior, largas de enumerar aquí pero que por dar unas pinceladas abarcarían desde el catolicismo practicante, a la meditación, la psicografoterapia, el pensamiento positivo…
      En este punto de mi experiencia, y soy poco partidario de decir que nunca nada va a cambiar, lo que busco es un equilibrio entre los pensamientos y emociones por un lado, el físico y la salud por otro lado, y las vicisitudes y el entorno en un tercer lado. Creo que todo nos influye, aunque creo que pocas cosas nos condicionan y que casi ninguna nos obliga. Pocos obstáculos son insalvables, salvo la muerte y la terquedad en no querer salvarlos. Eso sí, como tú dices, es de gran ayuda enfocar nuestras motivaciones, así como nuestra situación. Conocer nuestras limitaciones es la única manera de comenzar a tratar de superarlas. Y ese trabajo es lo que yo llamo “Mi viaje a Ítaca”.
      En mi opinión, el mayor enemigo de cada uno de nosotros somos nosotros mismos. Creo que solo aceptándonos alcanzaremos la redención. Pero aceptar, desde mi punto de vista, no significa “resignarse”; para mí, aceptar una situación es una postura activa, ya que implica despojar de la responsabilidad de lo que nos sucede a entes externos (dios, sociedad, enemigos, amigos, familia, etc.) para asignarle dos orígenes: o la contingencia o nuestra voluntad; en el primer caso, como diría Confucio, ¿para qué preocuparse, si escapa a nuestro control? En el segundo caso, ¿por qué preocuparse, si tenemos la opción de manejarlo?
      Te he escrito esto a vuelapluma, sin detenerme mucho en reflexionar en profundidad acerca de ello. Espero no haberme andado por marañas, jeje.
      Espero que sigas visitándome y, por supuesto, dialogando conmigo.

      Un abrazo,

      Óscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: