Ideas gratis para un día de caldito

Hoy no hace mucho frío, es como si el invierno tuviera pereza de arrancar en Alicante. Sin embargo hoy voy a tomar principalmente sopa de verduras. Por ningún motivo en especial, sino porque lo programé de ese modo en el “Menú semanal” y tengo que cumplor a rajatabla aquello que estoy decidiendo hacer.

Siempre me han gustado las sopas. No voy a ocultar que mi favorita es la de pollo con fideos, que creo que será uno de esos sabores de nuestras madres que todos guardamos en la memoria. Pero hay muchas otras que me encantan, tanto frías como calientes: gazpacho, minestrone, sopa de melón, de ajo, etc.

Además, con el tiempo he descubierto que la sopa es sanísima, además de rica. No hay más que leer el Decálogo de la Sopa elaborado por la Fundación para la Dieta Mediterránea para darse cuenta de lo valioso que es ese agua caliente y con sabores.

Para hoy he preparado un caldo de verduras sencillísimo de hacer y que no llevará más de 15-20 minutos si dispones de una olla superrápida como la de Su o la mía, que es exactamente la misma. La receta es bien simple: picar finamente varias verduras distintas (zanahoria, cebolla, repollo, calabacín, calabaza, acelga, etc.). En la olla, calentar una cucharada de aceite de oliva y sofreír media cebolla muy picada y un diente de ajo golpeado (sin pelar ni picar, así queda entero y da más sabor). Después añadir una o dos cucharadas de tomate triturado y todas las verduras picadas. Cubrir de agua con generosidad y cerrar la olla rápida. Cuando el segundo anillo de presión esté fuera, bajar la temperatura del fuego al mínimo (o incluso apartarla del fuego) y dejar que la presión de la olla siga cociendo la sopa durante 2 minutos (y esto es literal, 2 minutos). En ese tiempo, más el que necesite la olla para bajar de presión, la sopa estará lista. Arreglar de sal y servir con algo de zumo de limón o de vinagre.

Sopa de verdura

Para esta receta, sobre todo si voy con prisa, uso una bolsa de verduras troceadas del Mercadona; por ejemplo el “Arreglo para Sopa Campesina”.

Si se le añade un poco de pimienta blanca y de pimentón dulce, el sabor de la sopa se enriquece.

Esta sopa da mucho sabor, con lo que podemos tener mucho caldo. Lo que sobre, se congela perfectamente.

El caldo, colando las verduras, se puede congelar y tenerlo guardado para usarlo como fondo de otros guisos. No se echa de menos ninguna carne.

Al preparar la sopa en olla superrápida, además del muy estimable ahorro de tiempo, nos aseguramos de que el caldo guardará como un tesoro los nutrientes de las verduras; en especial si dejamos que baje la presión por sí misma, sin forzarla por ir aún más deprisa.

Anuncios

Acerca de Óscar Navarro
Nacido en Alicante en 1971. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Alicante. Me dedico profesionalmente a la enseñanza de español a extranjeros. Aún sigo siendo casi inédito.

2 Responses to Ideas gratis para un día de caldito

  1. Pingback: Primer repaso a las recetas de este blog (1) | Mi Viaje a Ítaca

  2. Pingback: Enlace: La dieta burrimiento | Mi Viaje a Ítaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: