Feliz Año 2013

Propósitos 2013

De cumpleaños

3348987870_2ea8136ccf_zAnoche estuvimos en una fiesta de cumpleaños así que por supuesto fue imposible cenar de manera adecuada a mi plan de pérdida de peso. Sin embargo, como ya he dicho en alguna ocasión, este proyecto es a largo plazo, así que no se trata de que cada una de las comidas sean saludables, sino de mantener un equilibrio en las comidas diarias o incluso a lo largo de la semana.

En la cena había un paté delicioso, que me serví sobre rebanadas de pan integral con cereales (además de que pensé que era el más adecuado, es que es un pan que me chifla). Había también ensaladilla rusa, patatas fritas industriales (quizá lo menos saludable de toda la cena, pero qué buenas estaban) y algunos cuencos con lo que yo llamo «gorrineos»: cascaruja, cortezas de maíz, gusanitos… Para beber tuve la precaución de no probar los refrescos. Y como no había agua, salvo que fuera a por ella a la cocina (que ya estamos con excusas), pasé toda la noche con unos sorbos de vermout y de gin-tonic; y digo sorbos porque no me serví ninguna bebida para mí, sino que fui bebiendo de la copa de mi chico.

Sin embargo, lo mejor de todo el cumpleaños fue algo que no engorda, la compañía de amigos a los que con más frecuencia ya solo veo de año en año. Y esa dieta es de las mejores que existen.

Menú semanal: semana 8

Foto 29-12-12 12 54 51

Porque no todo es comer menos

Ensalada de veranoAquí dejo el enlace para descargar un documento de 4 páginas de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad donde se dan pautas razonadas sobre cómo se debe afrontar una dieta para bajar de peso. En principio está orientada a pacientes con diabetes, pero no hemos de olvidar que los obesos somos candidatos firmes a padecer esta y otras enfermedades. Así que los consejos son válidos, y van en la línea de lo que yo voy recopilando aquí, pero todos juntos y razonados.

El documento se titula Imagínese delgado.

Enlace: opinión ponderada sobre el método Dukan

Pan DukanAquí dejo el enlace a una página que me ha parecido muy esclarecedora y, sobre todo, muy equilibrada en sus comentarios. Ni todo es tan bueno ni todo es tan malo. Quizá el método Dukan no sea positivo a largo plazo, y siempre hay que consultar al médico y hacerse análisis; pero quizá para un breve periodo de tiempo, ante un estancamiento, ante un problema de desmotivación y para personas con obesidad no sea tan catastrófico recurrir a la eliminación de hidratos.

http://isaare.blogspot.com/2011/05/por-que-no-soy-totalmente-partidaria.html

A mí el método Dukan me fue muy bien hace unos años. Con él perdí alrededor de 25 kilos. Además, lo llevé muy bien controlado, con lo que todos los análisis que me hice salieron bien. El problema llegó al dejar la receta, que en 6 meses recuperé el peso perdido, y gané unos cuantos kilos más. En mi opinión, el problema del método no está solo en el tiempo que se sigue, siempre que se haga correctamente, sino en que no trata de introducir hábitos saludables con respecto a la alimentación, ni herramientas coherentes con el estilo de vida y con la propia genética.

Llega el Gordo Nórdico: sorteo de Navidades

Lo de “El Gordo de Navidad” no sé muy bien a qué se refiere. Tan nunca visto son el de la Lotería como el nórdico-celta-cocacolero señor de traje rojo y armiño (tócate con la ecología). El único gordo de Navidad que conozco es aquel que logra sobrevivir a las cenas y comidas de estas fechas.

Cena Nochebuena

En cuanto a mis sanos propósitos, no he sido capaz de realizarlos todos, pero por lo menos he sido consciente de lo que comía, del cómo, del por qué y de sus consecuencias. He masticado mucho y bien, con lo que las comidas han sido largas: consecuencia, no he acabado con la sensación de estar a punto de estallar. Sin embargo, no ha habido muchas oportunidades de tomar ensalada para el aperitivo; la única, era una ensaladilla con salsa rosa. Sí que he hecho mis postres con fruta, que mi familia me miraba raro. Y por primera vez, y tras haberlo pedido varias veces, el plato principal de la cena de Nochebuena fue de pescado (un delicioso rape en salsa de sidra). Ahora que lo repaso bien, tampoco me porté tan mal como pensaba.

Pues vamos a celebrar que las cosas han ido relativamente bien con un sorteo de Navidad. Para participar, el único requisito será dejar un comentario en el blog. No serán válidos los comentarios en Facebook 😉 ni en Twitter. La fecha límite será el sábado 29/12/2012 a las 12:00, hora de España. El sorteo se realizará entre todos los comentarios recibidos, a los que se asignará un número según su orden de llegada al blog. El premio se podrá recoger en casa, o incluso lo puedo llevar yo, si no es muy lejos de Alicante. En un derroche de gerenosidad, podré enviarlo sin coste alguno a otros puntos de la Península Ibérica. Para envíos a lugares más lejanos, lo siento pero no podré costear los gastos de envío.

Ah, y el premio, que lo olvidaba. El premio es la máquina de hacer pasta Imperia. La máquina no es nueva; pero solo tiene unos 2 años, y apenas la he usado 4 o 5 veces. Viene con todos sus complementos. Y el aparato cortapastas es para hacer tallarines y espaguetis.

Foto 26-12-12 10 36 22

Lo sé, lo sé, esto es casi un chantaje para tratar de obtener más visitas y comentarios a este blog que estoy llevando adelante con esfuerzo e ilusión. Por eso seguirá adelante con un mínimo de 5 participantes; en caso contrario, el premio estará declarado desierto.

Para terminar, aviso de que el próximo apunte en este blog será sobre los peligros de la “barriga cervecera”. Peligros objetivos y apoyados por los datos médicos que he podido comprender

Primera cena de Navidad

Foto 22-12-12 22 13 50Lo que se viene realizando desde más de 10 años yo ya lo considero tradición. Así como lo que se hace desde menos tiempo pero con vocación de que continúe –mira si no chorradas tipo Halloween, Santa Claus y similares, que dentro de nada me veo que se celebra aquí el Congratulations Day–. El caso es que la cena de pre Navidad en casa de mi comadre la venimos haciendo desde hace casi 20 años, con lo cual tiene ya solera.

Foto 22-12-12 23 28 34Anoche fue una de las más concurridas, nos juntamos unas 15 personas, todos amigos de la escuela, más parejas y descendencia. Como no podía cumplir con los propósitos relacionados con el tipo de comida, porque básicamente cenamos hidratos y proteínas, lo que sí hice fue servirme una cantidad que en otro momento hubiera considerado ridículo y masticarlo bien. Lo cierto es que quedé saciado. Y todo estaba delicioso.

El fin del mundo

Buda verdeHoy, día 21 de diciembre de 2012, final del cuadragésimo bajtún, culmen del ciclo milenario, bla bla bla… ¡no ha pasado nada! ¡Vaya cosa rara, eh!

Casi  me da vergüenza tener que decir en voz alta todavía que las profecías no se cumplen, que los milagros no existen, que las premoniciones no son más que ensueños… que uno no pierde peso si las cosas no las hace bien.

Lo digo porque me he pesado, y sí, he ganado peso. ¡Vaya! Hago ejercicio, cuido lo que como y no solo no pierdo peso sino que encima gano 1 kilo.

¿No sirven los consejos que recopilo y comparto por aquí? ¿Mi cuerpo funciona mal? En absoluto; todo está bien, y las ideas y consejos que estoy volcando en este blog siguen siendo válidas. El que no es válido soy yo, que no las estoy cumpliendo a rajatabla. Y como decía antes, los milagros no son reales.

Solo con proponerme perder peso y tener ideas claras sobre cómo hacerlo no lo voy a conseguir si no me pongo a ello con decisión, con rigor y disciplina. Pasándolo mal, porque este camino no es bonito ni sencillo. Pero la recompensa llegará algún día, y esto no se trata de ningún vaticinio.

Así que la próxima vez que leáis que me quejo de que no pierdo peso, tenéis permiso para darme una hos… una colleja.

Que te quiero, curry

Especias

«La comida de dieta está sosa y es aburrida».

«No me gusta ponerme a régimen porque siempre comes lo mismo».

La de veces que habré oído e incluso dicho cosas parecidas a las anteriores. En mi caso, cuando lo decía, era por pereza, ignorancia o falta de imaginación. La comida de dieta no tiene por qué ser ni sosa ni repetitiva ni aburrida puesto que hay muchísimas herramientas para evitarlo; una de las más importantes es el uso de condimentos y especias, que nos darán ese puntito simpático que a los alimentos “saludables” a veces creemos que les falta.

Y por encima de todas las especias, brilla con luz propia el curry. Estos polvos, que no son una especia en sí misma sino la unión de diversas hierbas y condimentos, pueden hacer que una aburrida pechuga al vapor o a la plancha se conveirtan en una fiesta de color, aroma y sabores. Y lo mejor de todo, para el asunto que nos preocupa, es que no tienen ni una sola caloría.

Recetas de curry hay muchísimas. Existen variedades diferentes en diferentes regiones de los países asiáticos de donde es originaria, algunas de ellas con peculiaridades específicas (en algunos lugares más picante, en otros más dulce, en unos rojo, en otros verde, etc.) Hoy en día es muy fácil encontrar tarros de curry en polvo en las estanterías de las especias de cualquier supermercado de nuestro país, no siendo el nuestro el país europeo donde el curry es más popular. La marca de especias Carmencita, de Novelda, tiene un producto muy sabroso y muy fácil de usar, además de sencillo de encontrar.

Sin embargo, yo tengo el vicio de preferir las cosas que puedo hacer por mí mismo, aunque a la postre resulte más práctico comprarlo ya hecho. Es una cuestión de satisfacción personal. Así que en la cocina siempre tengo un frasco hermético con una mezcla de curry inventada por mí. No es ni mejor ni peor que otras; simplemente es una que hice un día, tuve la precaucion de anotar y además está rica:

  • 3 cucharadas de café de cúrcuma. Esta es la base; a partir de aquí, el resto de ingrediente van en proporción.
  • 1 punta de cuchillo de clavo en polvo
  • 2 puntas de alholva o fenogreco
  • 3 puntas de canela
  • 1 punta de pimentón picante no ahumado (omitir si no queremos que sea picante, o cambiarlo por pimentón dulce)
  • 1 punta de pimienta blanca
  • 1 punta pequeña de jengibre en polvo (opcional)
  • 1 punta pequeña de comino en polvo

Todas estas especias deberían ser fáciles de encontrar en herbolarios o tiendas de dietética. Algunas, incluso en tiendas de productos sudamericanos o asiáticos.

Para usarlo, lo que hago es desleír una cucharada de café del curry en polvo en un vaso de leche (semidesnatada si se está a dieta) o de agua. Este líquido amarillo lo vierto en la sartén o cazuela donde he cocinado previamente los ingredientes del plato y lo mezclo bien con ellos. Luego simplemente lo caliento o lo dejo unos minutos s fuego suave para que reduzca y espese un poco.

Una pechuga de pollo cortada en dados, sofrito con una cucharada de aceite y media cebolla picada, y con el sabor del curry es un plato único perfecto. Quizá junto con unas judías hervidas, unos tallos de brécol, o una taza de arroz hervido (al microondas, en 5 minutos, con el doble de agua que de arroz.)

Dulce casero para Navidad

Turrón de dátiles

Turrón de dátiles

La receta la publicó recientemente Cristina Galiano. Se trata de un pan de fruta seca, aunque podemos moldearlo en forma de bloque cuadrado, con lo que lo cortaremos con la misma forma que el turrón de Jijona o el de Alicante.

  • 350 grs. de dátiles sin hueso
  • 100 grs. de galletas tipo María o tipo Digestive
  • 30 grs. de margarina o mantequilla
  • 4 cucharadas de coco rallado (unos 30 grs.)

La versión rápida y con Thermomix de esta recera consiste en triturar a velocidad 6-8 todos los ingredientes. Luego amalgamarlos todos con la mano; con el calor de la mano, los ingredientes molidos se compactarán. Después hay que ponerlos en un táper a modo de molde. También se puede hacer con una batidora de mano, pero llevará más tiempo y necesitaremos más paciencia. Por mi experiencia, resulta mucho más rico y de sabor más uniforme si esperamos 3 días para probarlo.

Este tipo de dulces resultan deliciosos, pero no son para atiborrarse con ellos sino para saborearlos, para masticarlos con mucha lentitud de manera que no necesitemos comer muchos, porque su aporte calórico es altísimo, si bien sus beneficios también lo son. Cada porción de 20 gramos tiene 72 Kcal (360 Kcal en 100 gramos), pero es rico en minerales y vitaminas.

A %d blogueros les gusta esto: